¿Respirar nos está costando la vida?

La Alcaldía
Mayor de Bogotá declaró el pasado viernes la alerta amarilla Tunjuelito,
Kennedy y Bosa (estos fueron los tres primeros barrios) e hizo énfasis en la
alerta naranja que se vive en el suroccidente.

El Distrito aseguró que en
las zonas donde se estableció la alerta naranja, las personas deben usar
tapabocas, sobre todo niños y ancianos, pues es un riesgo potencial para la
salud.

Después
de realizar un seguimiento al comportamiento ambiental, la Alcaldía decreto
pico y placa todos los días de 6:00 a. m. a 7:00 p. m. incluyendo los fines de
semana sábado de 6:30 a. m. a 6:00 p. m. y domingo de 6:30 a. m. a 3:00 p. m.
esto como medida preventiva y transitoria. La medida se da para intentar
mitigar este problema ambiental.

 “Actualmente y de manera urgente se
desarrollan acciones en lugares afectados conjuntamente con la secretaria de
salud y la Car” así lo aseguró el secretario de ambiente de Bogotá Francisco
Ruíz.



Las medidas preventivas y
temporales se deben a que en la sabana de Bogotá no están circulando los
vientos, así como a las quemas que se han presentado en diferentes sectores de
la ciudad. Es necesario que la ciudadanía tenga en cuenta los siguientes puntos
para evitar que la salud se vea más afectada:

Salud respiratoria Bogotá

Según la Organización Mundial de la Salud
la mortalidad ha aumentado a causa de los agentes contaminantes del aire, se ha
establecido que la polución se configura como el principal riego para la salud.

La Alcaldía Mayor de Bogotá
estará realizando un monitoreo constante para determinar la evolución de las
condiciones ambientales de la capital, esperando que la normalidad del aire
retorne a su normalidad, para determinar la duración de las medidas de pico y
placa tomadas.

 Se espera que la calidad del aire capitalino retorne a la normalidad en escasas semanas.

Por Kevin Santiago Sánchez

Posts Relacionados