No olvidemos lo sucedido en Mocoa

X