Leer y escribir en tiempo de redes

Leer y escribir

Los entornos digitales representan, en la actualidad, una conexión indispensable para relacionarse, no solamente con las personas sino también con los acontecimientos globales de manera eficaz y directa. Por consiguiente, el impacto que genera lo que se publica en la web 2.0, trae consigo una gran responsabilidad en la redacción abarcando desde el ámbito profesional hasta el personal. En consecuencia, se debe tener la capacidad de adaptarse y afrontar los retos, cambios y oportunidades que se encuentran en los medios digitales para dominar su uso.

Daniel Cassany escritor, profesor e investigador español del discurso escrito, la recepción y la producción; su estructura y uso en varios contextos generales y específicos como la digitalización actual, propone una guía de cómo incorporar a nuestra cotidianidad las prácticas de escritura relacionadas con internet.

Actores en la escena digital

Para comprender la guía, hay que tener en cuenta dos actores en la escena digital: visitantes o residentes. El primero se refiere a las personas que se involucran con menos frecuencia en las redes, este comportamiento se ve reflejado en su participación y producción de contenido y no pueden ser catalogados como “influencer”.

Los segundos, los denominados residentes digitales son dinámicos a las tendencias, permanecen constantemente conectados y gestionan su identidad a través de la información producida, creando una marca personal relevante que explota de manera eficiente las redes sociales. En la redacción digital para ser catalogado como “residente” y que su opinión sea productiva, se debe utilizar adecuadamente las herramientas que nos brinda la web basándose en las siguientes recomendaciones:

  1. Escribir de su contexto: las experiencias personales no son relevantes para los consumidores en internet; sin embargo, los hechos del entorno donde habita pueden ser clasificados como contenidos de valor, esos datos son los que merecen ser publicados ya que son la carta de presentación del emisor quien demostrará mediante estos, que es una persona comprometida con su comunidad.
  2. Hablar de lo que se escribe; sobre acontecimientos que sean tendencia, la información publicada que tiene gran relevancia para seguir el hilo conductor de la historia aportando opiniones valiosas o datos nuevos referentes al tema.
  3. Responder las interacciones: es una buena señal de influencia en las redes sociales que las personas comenten el contenido expuesto; por lo tanto, es necesario que la relación sea reciproca y así, mantener los vínculos con las demás personas.

Otros actores que aparecen en escena siendo los que más se apropian de la composición de la escritura en la web 2.0 y de estas herramientas son los “prosumidores”, quienes están más allá de los residentes y visitantes digitales.

La tecnología permite al consumidor asumir simultáneamente dos roles: el de productor y consumidor de datos. Una de las características más visible de estos, es que han transformaciones el recurso de la conversación, ya que han interpretado a Internet como un efectivo multiplicador del capital intelectual para sus propios intereses; además de publicar información de valor, crean un vínculo que le permite ser líderes en la sociedad red logrando así, un nivel de credibilidad como respaldo a sus publicaciones.

La transformación de la lectura

La lectura como parte esencial de la vida social, ha vivido una transformación debido a las nuevas tecnologías, su adaptación ha logrado construir hábitos que sean críticos frente a los contenidos redes sociales:

 

Daniel Cassany Redacción
Daniel Cassany en la coferencia “Leer y escribir en tiempo de redes”, en el auditorio principal del Colegio Agustiniano Ciudad Salitre.

Del papel a la red

La escritura en línea es muy diferente a la que se estaba acostumbrada antes del internet, no solamente cambia la estructura gramatical en cuanto a construcción de contenido para hacer más viral una publicación, también destaca el hecho de la precisión del contenido: Twitter y sus 140 caracteres son una muestra de ello. No obstante, un aspecto importante que es transversal a cualquier medio de escritura es la ortografía. Aunque existe el corrector automático, hay que estar atento a la forma correcta de escritura puesto que, a través de esta, inconscientemente se analiza y codifica a la persona que difunde alguna idea, convirtiendo las redes sociales en un catalizador cultural.

El mundo de las redes sociales y la Web 2.0 es infinito, con una variedad muy amplia y variada de usuarios que utilizan las redes con fines diferentes, pero todos con el objetivo de comunicar, por este motivo, es relevante tener en cuenta que en internet “eres lo que escribes” como dijo Daniel Cassany.

Por Luisa Erazo, Ángela Valiente y Luisa Villarreal

Posts Relacionados

× Contáctanos en vivo
X